Expedición 2008 - Tanzania / El diario

Expedition Banner

INTRO

La expedición 2008 de Exo Terra se dirige hacia las Montañas del Arco Oriental y a las Altas Tierras del Sur de la República de Tanzania en el este de África. El principal objetivo de esta expedición fue trazar un plano de la biodiversidad de los anfibios y reptiles de estas regiones y lograr un mejor conocimiento de las especies que habitan estos complejos ecosistemas.

Algunos de los animales que ustedes están a punto de ver fueron documentados y filmados por primera vez en su hábitat natural. Estas imágenes contribuyen grandemente a la comunidad científica, pero también son extremadamente valiosas para aquellos herpetologistas que observan, mantienen y crían a estas especies en los terrarios.

DESDE DAR ES SALAAM HASTA EL BOSQUE DE KIMBOZA

El grupo de la expedición salió de Dar Es Salaam, la ciudad más grande de Tanzania, donde éstos tuvieron la oportunidad de abastecerse para un viaje a través de las densas junglas, llanuras y cadenas montañosas. La primera parada fue en el bosque de Kimboza, cerca de las Montañas Uluguru. Estas montañas, al este de Tanzania, son una de las cordilleras más importantes de África en la conservación de la diversidad biológica.

El bosque de Kimboza es uno de los bosques más antiguos de África y como su ecosistema ha permanecido inalterable a pesar de los cambios climáticos y geográficos durante 25 millones de años, las expectativas eran bastante altas. El bosque es también el hogar de uno de los gecos más sorprendentes jamás vistos: el Lygodactylus williamsi.

Uno de los primeros reptiles que encontró el equipo expedicionario fue un monitor del Nilo en el medio del camino de tierra que conduce al bosque de Kimboza. El reptil monitor del Nilo, Varanus niloticus, es uno de los lagartos más grandes de la familia de los monitores. Estos animales acuáticos también poseen filosas garras usadas para trepar, excavar, defenderse o desgarrar a sus presas. Los reptiles monitores del Nilo son carnívoros y se alimentan de cualquier cosa, desde ranas hasta pequeños mamíferos y también desde huevos de cocodrilos y carroña.

El campamento se instaló justo a las afueras de una aldea en las afueras del bosque de Kimboza. El geco de cabeza plana, el Hemidactylus platycephalus, parece ser muy abundante en esta área. Este geco nocturno se encuentra asoleándose durante la tarde sobre chozas y árboles. Como todos los gecos, el Hemidactylus platycephalus es comedor oportunista y se alimenta de casi todo lo que se atraviesa en su camino y que quepa en su boca. Y al final, hasta se comió esta gran araña…

Muchas especies de reptiles y anfibios son activos sólo durante la noche y se esconden durante el día. El equipo salió después del ocaso con el fin de observar la herpetofauna nocturna en el bosque de Kimboza. La primera criatura que el equipo pudo encontrar en unas ramas fue la altamente venenosa Serpiente Oriental de las Ramas, la Thelotornis capensis mossambicanus. Esta serpiente es una de las varias especies de colúbridos con colmillos posteriores cuya mordida es altamente venenosa y mortal. El veneno de esta serpiente es hemotóxico, pero sus efectos son lentos y las mordeduras son poco frecuentes. Aún no se ha desarrollado ningún antídoto. El reconocido herpetologista alemán, Robert Mertens, falleció después de ser mordido por una de estas serpientes que él mantenía en cautiverio. Como cazadoras de lagartos, ranas y algunas veces de aves, estas serpientes se esconden en los árboles, pero generalmente a poca altura, lo suficiente para poder atacar a cualquier presa terrestre. La Serpiente de Líneas Negras, la Mehelya nyassae, es una serpiente de hábitat terrestre que se alimenta de lagartos y ranas. Aunque es común en algunas zonas, estas serpientes son muy sigilosas y poco vistas. Cuando se sienten amenazadas, estas serpientes se mueven de manera compulsiva y expulsan una sustancia de olor fétido desde las glándulas situadas en la cola.

LOS CAMALEONES DEL BOSQUE DE KIMBOZA

Aunque son de vida diurna, los camaleones son a veces más fáciles de encontrar mientras están durmiendo en la noche. Al caer la noche, los camaleones se vuelven más pálidos, por lo que el ambiente circundante los hace más fáciles de localizar. Los camaleones por lo general se mueven hacia los extremos de las ramas para poder mantenerse alejados de las áreas frecuentadas por los depredadores como las serpientes. La mayoría de las especies se dejan caer inmediatamente después que detectan las vibraciones y movimientos causados por un depredador ubicado en alguna rama.

Este raro camaleón con forma de nariz, el Kinyongia oxyrhina, se halla durmiendo sobre pequeñas ramas. El Camaleón Barbudo, el Rieppeleon brevicaudatus, puede encontrarse fácilmente durante la noche gracias a su área específica para dormir. Estos Camaleones Barbudos, también llamados Camaleones de las Hojas, pasan la noche sobre las hojas y las ramas entre 50 cm a 1 metro sobre la superficie del bosque, con frecuencia cerca de los espacios abiertos, las veredas y los arroyos. Los machos se distinguen por tener una cola más larga y una cresta dorsal más prominente. El Rieppeleon brevicaudatus es capaz de comprimir su cuerpo lateralmente y producir franjas, imitando a una hoja muerta.

Es sólo durante el día que estos camaleones realmente muestran sus habilidades para imitar los movimientos del follaje a medida que van caminando. Estos movimientos peculiares y la forma y color del animal hacen que pasen desapercibidos por los depredadores. Este macho muestra cómo mantiene su cuerpo en posición relativa a la rama mientras duda en adelantarse y aumentar el riesgo de ser visto.

Otra técnica de camuflaje lo demuestra este joven Kinyongia oxyrhina, a medida que éste aplana su cuerpo lateralmente y casi desaparece totalmente detrás de esta delgada rama. Su cuerpo es tan plano que cada una de las partes de su cuerpo sobresale a cada lado de la rama. El animal mantiene su cuerpo lo más cerca posible de la rama para evitar ser detectado. Nótese los elegantes cambios en el color en esta secuencia acelerada de 2 minutos.

El Camaleón Orejero, Chamaeleo dilepis, es una de las especies más difundidas en África. Estos sorprendentes animales se hallan en toda la región sur y central de África, donde generalmente habitan los linderos de los bosques, en los arbustos y sabanas. Los animales acá encontrados carecen de espuelas torsales, lo cual puede indicar que estos animales son en realidad Chameleo roperi, una especie que se da normalmente hacia el norte. El Chamaeleo dilepis posee estructuras complejas parecidas a una solapa que se extiende desde la cabeza, por eso el nombre de Camaleón Orejero. El movimiento de estas solapas es parte de una postura de amenaza del Chamaeleo dilepis, además de abrir la boca, aplanando lateralmente el cuerpo y expandiendo el pecho. Como todos los camaleones, los camaleones orejeros son bien conocidos por su habilidad para cambiar de color.

Varían desde marrón y negro mate hasta verde intenso, blanco y amarillo. Los camaleones poseen cromatóforos en su piel externa y son controlados por el cerebro. Como resultado, son capaces de cambiar de coloración deliberadamente para adaptarse a su ambiente basado en su estado de ánimo o aún después de evaluar una situación. Dependiendo del tipo de depredador que tenga que enfrentar, un camaleón cambiará a un color que mejor corresponda con su medio ambiente. Cuando se encuentra con un ave, hará un mayor esfuerzo para ajustarse con el medio ambiente que cuando una serpiente se cruza en su camino, ya que las serpientes no ven tan bien como lo hacen las aves.

Cuando un camaleón macho lucha con otro para reafirmar su predominio, sus colores indican su estado de ánimo. Mostrarán colores brillantes y llamativos para asustar a su competidor o para atraer a la hembra. La habilidad de cambiar de color también facilita la termorregulación. Si el animal es más oscuro, éste absorberá el calor del sol más rápidamente y por ende, necesitará menos tiempo para calentarse. Esta forma efectiva de ganar energía térmica implica que el camaleón puede pasar más tiempo escondido de sus depredadores o cazando para comer. Por el contrario, si el medio ambiente es demasiado caliente y el camaleón es incapaz de desplazarse rápidamente hacia la sombra, éste aclarará la pigmentación de su piel con el fin de reflejar los rayos del sol. Esto lo mantendrá más fresco que si mantuviera su regular pigmentación oscura. Esta técnica también se emplea para regular la exposición a los rayos ultravioleta.

EN BÚSQUEDA DEL LYGODACTYLUS WILLIAMSI

El bosque de Kimboza es la Terra Typica, y la única localidad conocida hasta ahora donde se encuentra el Geco Enano de Williams, el Lygodactylus wiliamsi, Con el fin de poder encontrar este lagarto de color azul eléctrico, el equipo penetró en el bosque. Dentro del denso bosque, la mayoría de las especies de gecos diurnos viven sobre las plantas o árboles con superficies suaves como las palmas o el bambú. Este es el tipo de vegetación que nos interesaba primeramente, y con un éxito inmediato…

El primer macho de color azul brillante fue localizado sobre un gran Pandanus rabaiensis, y cuando se determinó su vegetación preferida, fue fácil localizar a los geckos. El Lygodactylus williamsi sólo se encuentra en las capas de arbustos de 2 a 5 metros en el Pandanus rabaiensis. Las palmas del Pandanus están confinadas a ciertas áreas y terrenos dentro del bosque. El Lygodactylus williamsi es relativamente común dentro de su muy limitado ámbito.

Los gecos son muy territoriales, con un macho y de una a tres hembras y un pequeño número de residentes jóvenes en cada palma de Pandanus. Los gecos emergen desde el centro de las palmas de Pandanus temprano en la mañana y se recogen cuando hace más calor durante el día, para volver a salir en la tarde. El Lygodactylus williamsi se alimenta de hormigas, arañas y moscas. Los machos del Lygodactylus williamsi alcanzan una longitud de 8 cms aproximadamente, aunque las hembras son un poco más pequeñas.

Los machos son de color azul brillante con un cuello negro y un abdomen amarillo-naranja. Las hembras son de color verdoso con una tonalidad cobriza y tienen algo de color negro en el cuello, con unas pocas franjas o marcas en forma de “V”. Por lo general hay un claro dicromatismo sexual, pero los machos semi-adultos pueden fácilmente confundirse con las hembras. El Lygodactylus williamsi, al igual que los camaleones, cambian de color cuando se ven amenazados: los machos cambian de color turquesa a casi negro, y las hembras cambian de verde a marrón. Esta especie es sin duda el miembro más espectacular de su género.

Otro miembro de este género se encontró en el extremo opuesto del bosque, frente a las Montañas Uluguru. El Lygodactylus grotei parece gustarle las palmas de la planta del coco que se hallan en el extremo del bosque. Cada palma alberga un macho con varias hembras y especies jóvenes. El muy común y extendido Lygodactylus luteopicturatus vive cerca de asentamientos humanos y puede hallarse cerca del campamento. El agama Montane es otra especie que vive en estas regiones del bosque.

DESDE EL BOSQUE DE KIMBOZA HASTA MIKUMI

La siguiente área de investigación fue el Parque Nacional Mikumi. Este parque colinda con la frontera norte de la reserva más grande de África – el Selous – y es dividido transversalmente por un camino que va desde Dar Es Salaam hasta Iringa. Es, por tanto, la parte más accesible de un trecho de 75.000 Km2 (47.000 millas cuadradas) que se extiende desde el este hasta el océano Índico.

Los horizontes abiertos y la abundante vida Silvestre del terreno aluvial de Mkata, el centro de Mikumi, se comparan con las llanuras de Serengetti. El grupo de mamíferos está conformado por impalas, cebras, ñus y manadas de búfalos que migran a través de los terrenos aluviales. Esta rica vida silvestre es el sitio de caza de muchas manadas de leones. Los elefantes y las jirafas buscan comida en las aisladas áreas de acacias y baobabs, las cuales proporcionan bastante sombra.

Durante la estación seca, la vida Silvestre se concentra cerca de los abrevaderos, los cuales están habitados por hipopótamos y cocodrilos. La vegetación está conformada por sabanas, salpicadas de acacias, baobabs, tamarindos y algunas palmeras poco comunes. Poco se sabe acerca de los reptiles y anfibios que se dan en la zona, ya que el principal foco de interés de la mayoría de los investigadores son los mamíferos y las aves.

El equipo de Exo Terra estuvo principalmente interesado en los gecos que viven en las acacias y en los baobabs, un hábitat difícil de investigar debido a la gran cantidad de elefantes, búfalos y leones. Parece que casi todos los árboles de acacias de los terrenos aluviales están habitados por el Geco Enano de Cabeza Amarilla, el Lygodactylus luteopicturates. Los machos tienen la cabeza amarilla, de aquí su nombre común, y su cuerpo es de color azul grisáceo, mientras que las hembras son visiblemente menos coloridas. La observación más cercana de estos gecos reveló un interesante caso de trofobiosis, la cual es una asociación simbiótica entre un organismo y su medio, en el que encuentra todo lo necesario para alimentarse y vivir.

Muchos gecos pueden encontrarse cerca o justo debajo de insectos gigantes de la familia de las coccoideas. Estos insectos son conocidos por producir una sustancia dulzona pegajosa que es segregada a medida que se alimentan de la savia de las plantas. Esta sustancia es una secreción común de las coccoideas, las cigarras, las cicadellidae, los fulgoromorfos y los membranácidos, y son con frecuencia la base de la trofobiosis. Después de la digestión de la savia dentro del intestino del insecto, el residuo es expulsado como esta sustancia dulzona. Muchos insectos, incluyendo a las hormigas, las moscas y mariposas, así como también aves nectarívoras, consumen de este néctar dulce que ha caído sobre las plantas u otras superficies, pero algunos animales toman gotitas directamente de los insectos. Este comportamiento se ve bastante entre las hormigas.

Durante la Expedición de Exo Terra en Madagascar, se filmó este extraordinario comportamiento; el Phelsuma klemmeri cuidando una ninfa de un fulgoromorfo mientras varias hormigas esperan pacientemente su turno. La Phelsuma klemmeri y algunas especies lygodactylus también fueron halladas cuidando cierto tipo de planta y de membranácidos. Se cree que la tendencia de los gecos a conseguir alimento e insectos está protegida de los enemigos naturales por los mismos gecos y hormigas. Este es el primer caso documentado de trofobiosis entre reptiles e insectos en el continente africano. El hecho de que los reptiles con frecuencia cacen insectos, hacen de este comportamiento algo más inusual.

Al caer la noche en la sabana y los leones se disponen a descansar, el equipo de Exo Terra comienza a prepararse para salir temprano a la mañana siguiente hacia las montañas de Poroto.

LAS MONTAÑAS DE POROTO

Las Montañas de Poroto están ubicadas en la parte suroeste del país, cerca del lago Malawi. Se puede llegar a las montañas a través del camino principal hacia el pueblo de Mbeya y desde aquí hacia el Lago Malawi. El equipo de Exo Terra se detuvo brevemente en Iringa para abastecerse de comida y agua para los días venideros. Los vehículos 4x4 hicieron relativamente fácil llevar todo el pesado equipo hasta el campamento en lo profundo del bosque. Millones de moscas tsé-tsé fueron las primeras en darle la bienvenida al equipo durante la instalación del campamento base en un área abierta del bosque.

Durante los próximos días, se buscará sistemáticamente en el bosque las diferentes especies endémicas del camaleón que vive en estos bosques montañosos. La primera especie encontrada fue el Flapjack chameleon o Chamaeleo fuelleborni. Su ámbito está restringido por las selvas lluviosas de las Montañas de Poroto, pero es muy similar al Chamaeleo jacksoni del Monte Meru y al Chamaelo werneri de las montañas Usambara y Udzungwa. Las escamas de la cabeza del Chamaeleo fuelleborni parecen ser más ásperas y la longitud total de este camaleón es un poco más pequeña y alcanza una longitud de apenas 20 cm.

Los Chamaeleo fuelleborni machos exhiben 3 cuernos anillados muy bien desarrollados que son también más pequeños que los del Chamaeleo jacksoni y el Chamaeleo werneri. Las hembras poseen 3 cuernos anillados muy pequeños, el cuerno central de la nariz es un poco más largo. Los machos son territoriales y usan sus cuernos para derribar a sus oponentes.

Este es el Chameleo johnstoni, de Ruwenzori, en Uganda, exhibiendo su comportamiento. Al igual que muchas especies que viven en lugares altos, el Chamaeleo fuelleborni es ovovivíparo, es decir, que los huevos se desarrollan e incuban dentro de la hembra antes de salir. Nacen de 4 a 15 en una sola nidada por año. El Chamaeleo fuelleborni es fácilmente localizable durante la noche mientras duerme en los extremos de las ramas y así evitar ser detectado y devorado por los depredadores, como las serpientes. El Chamaeleo incornutus es un camaleón de tamaño mediano y solo crece hasta menos de 20 cm. Esta especie habita en los arbustos de las selvas montañosas de Ukinge, Ubena, Rungwe y también las Montañas de Poroto en Tanzania.

Los grandes lóbulos occipitales están presentes al igual que una cresta dorsal baja, compuesta relativamente de escamas cónicas muy modificadas y bastante separadas. El Chamaeleo incornutus se puede distinguir fácilmente del Chamaeleo fuelleborni por la falta de cuernos en ambos sexos. La falta de los lóbulos occipitales y de escamas permiten distinguir al Chamaeleo goetzi de esta especie sureña.

En el borde del impresionante Cráter Ngozi, se encontró el extraño Camaleón Pigmeo, Rhampholeon nchisiensis. Semejante a una hoja seca, la coloración consiste de marrón o gris con dos o tres pequeñas franjas oscuras a lo largo de la ijada. Las cuencas de los ojos con frecuencia contienen algunas escamas azules, las cuales diferencian a este pequeño camaleón pigmeo de otras especies. Al igual que el Rieppeleon brevicaudatus, estos camaleones pigmeos buscan comida y duermen sobre las ramillas y ramas entre 50 cm y un metro sobre el piso del bosque. Esta especie puede cambiar las cuencas de los ojos a un tono azulado, lo cual lo convierte en un asombroso camaleón pigmeo digno de poseer. La cola del Rhampholeon nchisiensis es corta y achaparrada; las hembras la tienen más corta. Los Camaleones Pigmeos adultos alcanzan una longitud total de hasta 6 cm.

Las expediciones de Exo Terra han puesto al descubierto hasta ahora dos nuevas especies de reptiles. Durante la expedición a Madagascar en 2004, se descubrió el Phelsuma vanheygeni, y en la expedición a Gabón en 2007 se encontró otra especie de geco de vida diurna perteneciente al género Lygodactylus.

El equipo de Exo Terra ahora ha podido encontrar una nueva especie de camaleón del género Kinyongia. Esta nueva especie parece estar emparentada con la Kinyongia oxyrhinum de Ulunguru y de las montañas de Udzungwa, y con la Kinyongia tenue de las montañas de Usambara. Se distingue de la Kinyongia oxyrhinum por un pequeño cuerno puntiagudo, su gran cráneo y por las grandes escamas de la cabeza. La principal diferencia con el Kinyongia tenue es su longitud total y el tamaño del casco craneal, el cual es mucho más alto en la especie Kinyongia oxyrhinum. Esta especie fue encontrada en unos arbustos a 1 metro por encima del suelo del bosque. Hasta ahora este camaleón es sólo conocido a partir de esta especie y ha sido descrita en la actualidad. Aún más extraño es el Kinyongia oxyrhinum, del cual sólo 12 especímenes se han encontrado en la actualidad.

Una de las ranas que pronto aparecen después de las primeras lluvias es la rana arbórea de grandes ojos, la Leptopelis vermiculatus. Estas ranas habitan en las copas de los árboles de la selva tropical a una altitud entre 900 y 1800 metros. La especie Leptopelis vermiculatus crece hasta 85 mm y tiene 2 fases de coloración distintas; una verde brillante con pequeñas manchitas sobre el dorso y la otra, marrón con un patrón oscuro. Los animales de las Montañas de Poroto son de color parduzcos pero tienen algunas manchas verdes y son un estado intermedio entre las dos fases. Sus ojos son muy grandes comparados con el tamaño del cuerpo y son de color oro con líneas marrones y manchas. Sus grandes dedos los usan para trepar y para sujetarse de las hojas después de realizar grandes saltos.

AL LAGO MALAWI Y NUEVAMENTE DE REGRESO

Temprano en la mañana, los vehículos fueron cargados nuevamente para dirigirnos al Lago Malawi con la intención de encontrar camaleones y gecos. El camino hacia el lago es muy desafiante y hay poca vida silvestre. El hábitat natural de esta área es totalmente incómodo, la única vegetación son para la cosecha y los árboles frutales de los jardines que se encuentran a lo largo del camino.

El lago en sí es impresionante, con las imponentes Montañas Livingstone que se elevan en el fondo. Es el tercer lago más grande de África, 550 kilómetros de largo y 75 kilómetros de ancho, y algunas zonas con una profundidad de 700 metros. El lago es biológicamente muy diverso, contiene aproximadamente el 30% de las especies de cíclidos que hay en el mundo – el sitio ideal para que el equipo de Exo Terra pueda conseguir algunos deliciosos bagres y así ampliar su limitado menú.

De regreso, se tomaron algunas muestras en el río Kiwira sin éxito alguno, pero en los escasos árboles que estaban en el margen del río, se pudo distinguir un geco de color gris pálido. Es el Lygodactylus capensis, probablemente la especie más extendida en su género. Este geco de vida diurna se da al este y sur de África, justo debajo del ecuador hasta el norte de Cabo Provincia en Sudáfrica.

La verde vegetación y los fértiles campos empiezan a disminuir rápidamente hasta convertirse en un campo de hierba seca y sabana una vez que se pasa el pueblo de Mbeya. El camino de regreso a Iringa está muy poblado y no vale la pena explorarlo. Las áreas de la sabana por lo general no muestran mucha vida reptil o anfibia como las áreas húmedas del bosque, pero una de las áreas más secas que el equipo quiso investigar fue el Parque Nacional Ruaha. Este es el segundo parque nacional más grande de Tanzania pero es incomparable en cuanto a diversidad de especies debido a su inigualable ubicación.La mayor parte del parque nacional se encuentra en la cima de una altiplanicie de 900 metros de altitud cuyas colinas, valles y llanuras la convierten en un área excepcionalmente hermosa.

Este parque nacional protege una vasta extensión del escabroso y semiárido terreno que caracteriza a la zona central de Tanzania. El elemento vital del parque es el Gran Río Ruaha, el cual atraviesa la frontera oriental como un gran caudal durante las lluvias, pero disminuye a partir de entonces para dispersarse y formar preciosos estanques rodeados de arena y roca. La mayoría de los animales pueden encontrarse cerca o dentro de estos estanques durante la estación seca, concentrando más la fauna dentro del parque.

Los impalas, los kudus, los waterbucks y otros antílopes arriesgan sus vidas por un sorbo del preciado líquido. El riesgo es considerable ya que es probable encontrar uno de las veinte manadas de leones que dominan la sabana. En un área relativamente pequeña a lo largo del Gran Río Ruaha y sus ríos afluentes, el equipo expedicionario se tropezó inesperadamente con al menos tres manadas de leones, los cuales se hallaban descansando o protegiendo sus presas. A esta Agama hembra, lionotus dodomae, no hay que temerle, ya que es demasiado pequeña. Cerca de la manada, las grandes poblaciones de elefantes hacen extremadamente difícil y peligroso explorar entre los arbustos y matorrales.

El equipo espera encontrar el Chamaeleo dilepis en esta área para tener un mejor conocimiento de las diferencias entre las especies y subespecies. La subespecie que se da en esta área es el Chameleo dilepis dilepis. El Chameleo dilepis dilepis es por lo general el más grande de los “dilepis” y los machos tienen bien desarrollado sus espuelas tarsales. La principal coloración de los miembros es verde pero pueden tener muchos más colores, incluyendo el amarillo, negro, naranja, blanco y marrón. Todas las especies del complejo “dilepis” poseen una franja lateral que por lo general es de color blanco. Esta franja se extiende desde la parte trasera de la cabeza hasta la cola. Hay una gran posibilidad de realizar una posterior revisión taxonómica de la subespecie “dilepis”. Algunas de las subespecies tienen probablemente un buen estatus y algunas otras son sinónimo de lo que ahora está considerado como Chamaeleo dilepis dilepis.

La lagartija arcoiris, Trachylepis margaritifera, vive en farallones rocosos a lo largo del Río Ruaha. Los machos son muy territoriales y se asolean mostrando sus bellos colores. Las hembras se pueden confundir fácilmente con el Trachylepis quinquetainiata, ya que tienen patrones de color similares.

Nuestros habituales invitados que se encuentran en las rocas a lo largo del cauce del río son las Agama lionotus dodomae. Los machos son extremadamente coloridos y seguramente la lagartija más visible dentro del área. Obviamente es la época de celo, ya que los animales están exhibiendo sus colores más llamativos. Los machos son extremadamente territoriales durante esta época. Las hembras son notablemente menos coloridas, pero pueden encontrarse en mayores cantidades que los machos.

Una rara especie vista en el área fue la tortuga leopardo, Psammobates pardalis pardalis. Estos animales se esconden en los días calurosos bajo los matorrales o la sombra de los árboles.

El día puede ser extremadamente caluroso en Ruaha y muchos animales buscan refugio bajo la sombra de los grandes árboles o permanecen cerca de los estanques del Río Ruaha. A excepción de los elefantes, los hipopótamos y cocodrilos son las únicas criaturas que entran al agua para combatir el calor extremo. A pesar de las extremas temperaturas, los animales salen en búsqueda de agua refrescante.

La próxima área a investigar es más fresca y ciertamente más húmeda ya que este hábitat está localizado en un punto alto en las Montañas Udzungwa. Udzungwa es la cadena más larga y biodiversa de las montañas que se alzan majestuosamente desde la costa este de Tanzania. Conocida como las Montañas del Arco Oriental, este archipiélago de macizos aislados han sido también llamado los Galápagos Africanos, debido a su valioso tesoro de plantas y animales endémicos. Udzungwa ha recibido el rango de parques nacional entre los más antiguos del Arco Oriental. Es también inigualable en Tanzania en lo referente a sus bosques frondosos que se extienden desde 250 metros hasta 2000 metros sin interrupción. Las montañas del Arco Oriental son montañas pequeñas y fragmentadas, cada bloque tiene áreas de bosques tropicales con altos niveles de lluvia, la cual forma exuberantes islas en un mar de vegetación en la árida sabana. El ascenso al campamento base desde la comandancia del parque es muy escabroso y la humedad aumenta a medida que ascendemos. Tardamos casi un día es llegar al campamento y al llegar se preparó comida para el equipo en una cocina de campo improvisada.

El interés en estas montañas recayó sobre los camaleones y gecos, pero también pudimos localizar muchas otras criaturas como milpiés, escorpiones, escarabajos y mariposas. El primer camaleón que encontramos fue el Camaleón Barbudo o Rieppeleon brevicaudatus. Aunque se hallaron muchas especies con franjas, parece que es la misma especie que se encontró cerca de las Montañas Uluguru en el Bosque de Kimboza.

El Chamaeleo deremensis, el camaleón de 3 cuernos de Usambara, es sin duda, uno de los más raros camaleones. Por lo general se encuentra en otras cordilleras de las Montañas el Arco Oriental, las Usambaras y las Ulugurus, pero este es el primer registro en las montañas Udzungwa. Aquí la especie se da en las cercanías de la Catarata Saje a altitudes entre 300 y 700 metros. El Chamaeleo deremensis es uno de los camaleones más avanzados evolutivamente debido a la compleja estructura de sus pulmones. Son una especie de aspecto robusto y tiene una pequeña cola comparada con la longitud medida desde la nariz hasta la base de la cola y la cresta dorsal. El casco es suave, plano y oblonga y termina en un punto que soporta los pequeños lóbulos occipitales. La coloración del cuerpo en los adultos es de un verde pálido con 3 ó 4 hendiduras amarillas que tienen forma de línea discontinua y va desde atrás del ojo hasta la mitad del cuerpo. También están presentes manchas y franjas de color blanco hueso, azul, rojo o marrón. Cuando están excitados o nerviosos, aparecen manchas negras o verdes y sus colores se aclaran. Las nuevas crías y los más jóvenes muestran los mismos patrones que los adultos pero con un color azul aguamarina.

Los machos de la especie Chamaeleo deremensis poseen 3 grandes cuernos anillados que son más pequeñas en relación al tamaño del camaleón comparado con otras especies de 3 cuernos, como el Chameleo werneri. El Chamaeleo deremensis también se puede diferenciar del Chameleo werneri ya que éste se da en las regiones más altas de las montañas Udzungwa, por el tamaño más largo de su cuerpo y de su gran cresta dorsal. Las hembras de la especie Chameleo deremensis carecen de cuernos y también de las escamas como pueden verse en otros camaleones de 3 cuernos. Ambos sexos muestran la misma coloración y son comparables en tamaño al desarrollarse completamente.

El equipo estaba determinado a encontrar otras especies de camaleones y pasaron varios días en la Cascada Saje a una altitud de 700 metros. Se llevó a cabo varias búsquedas del Chamaeleo werneri en lugares de gran altitud sin éxito alguno.

La expedición estaba ya por terminar y el equipo de Exo Terra aún tenía que descender hasta el camino que los llevaría de regreso a Mikumi y luego a Dar Es Salaam. El descenso fue un hermoso paseo con vistas espectaculares desde la catarata. Fue en la cima de esta catarata donde el equipo acampó por varios días.

Justo antes de llegar al pueblo, encontramos a una Tortuga Articulada de la Sabana cruzando la vía. El género Kinixys es inigualable en el mundo de las Tortugas por tener un caparazón articulado. Esta articulación le permite cerrar la parte posterior del caparazón para protegerse de los depredadores.

El equipo de Exo Terra puede hacer una retrospectiva de una exitosa expedición y por tercera vez, el descubrimiento de una nueva especie. Muchos animales en esta película fueron filmados en sus hábitats naturales por primera vez, revelando una incomparable vista de su ecología y comportamiento. La expedición seguramente permitirá un mejor conocimiento de la increíble y espectacular herpetofauna de Tanzania.

 
FacebookYouTubeTwitterGoogle PlusLogo Conservation Networking

Accounts

Has olvidado tu contraseña?

Register Now
3er descubrimiento de una nueva especie durante expedición